jueves, 13 de febrero de 2014

¡Llego la rebelión!



La juventud venezolana está destinada a darle frente a un régimen que ha demostrado en la práctica las acciones más reaccionarias y fascistas. La rebeldía natural de la juventud nos permite un accionar desprendido de nuestros intereses individuales y forjamos uno colectivo que es en pro de los intereses inmediatos de la clase obrera, de los pobres, de la sociedad venezolana, de los jóvenes sumergidos al atraso con un régimen dependiente de la producción extrajera, y con un modelo neoliberal del sistema económico donde los ricos son más ricos y los pobres son más abandonados.

Como no exigir a los dirigentes juveniles, estudiantiles y políticos capacidad en la lucha por la defensa de la democracia, de la vida, del futuro que hoy es asesinado vilmente en las calles de nuestro país. Este pronunciamiento va dirigido a cada joven universitario, joven obrero, joven madre o padre, joven bachiller, a no doblegar jamás nuestra convicción de futuro, y solo si nos organizamos, si propagamos nuestros proyectos de cambio y de progreso, si agitamos y sumamos cada vez más hombres y mujeres dispuestos a transformar esta sociedad injusta, sin miedo ni condiciones del régimen ya desgastado seguramente tendremos un futuro mejor. Ser estudiante es una responsabilidad con el país y ser estudiante y estar al margen de los problemas de nuestro pueblo seria la entrega de todo principio.

El día de la Juventud hace ya un tiempo considerable no celebra victorias si no que se ve con mayor atraso gracias a la improductividad, la inseguridad, la impunidad, el desempleo, la violencia, el abandono, la calidad de vida, la hipoteca del futuro, la deuda externa, el alto costo de la vida… Por estas razones con un movimiento asambleístico que toma fuerza a nivel nacional, y con acciones de protesta salimos a defender nuestro país, donde en manos del régimen fascista se muere la juventud por expresar su rebeldía contra los enchufados asesinos que le temen al clamor popular.

No es momento de apaciguar la lucha, con esto no llamamos a la violencia sino a la resistencia. La salida de Maduro es posible solo si nosotros, la juventud, se incorpora a concienciar, volante tras volante, consigna tras idea, asamblea tras debate, valentía tras coraje, q rebelarse y hacer valer su fuerza.

Si no hacemos nada, si no nos rebelamos tras las condiciones de vida que nos pretende instaurar el gobierno nacional en los últimos 4 años, estamos destinados al olvido. Debemos convertir cada barrio, cada esquina, cada universidad, cada sector  popular en una trinchera de lucha de fuerza de esperanza, que cada caído no sea olvidado, levantemos sus banderas.

LE decimos a Maduro: usted no condiciona, ni condicionará jamás el clamor popular de la protesta pacífica. Venezuela necesita cambios, que la muerte no se haga de nuestro coraje. Lamentamos con una profunda tristeza pero con un compromiso mayor de lucha y optimismo la muerte de cada caído en la lucha por la democracia de nuestro país, sus muertes no serán en vano de eso estamos seguros.

Por una sociedad más justa, por un país industrializado, donde se respete la disidencia, donde la Universidad goce de autonomía y donde el futuro sea de progreso y de  bienestar los invitamos a incorporarse.

Fabricio Briceño
Sec. General Adj. Nacional Juventud Bandera Roja

Carlos Javier Arencibia
Miembro de la Dirección Nacional Juventud Bandera Roja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.