viernes, 8 de julio de 2016

¡CESE LA AGRESIÓN CONTRA LA ULA!

Ante la situación planteada el día jueves 07 de julio en las instalaciones y adyacencias del Núcleo Universitario Rafael Rangel, Trujillo, quienes suscriben este comunicado hacemos del conocimiento público nuestro más profundo y enérgico rechazo a dichos hechos, a todas luces vandálicos y alejados del espíritu universitario. Manifestamos nuestra inquebrantable solidaridad, no solo con la institución, sino con aquellos actores de la comunidad que sufrieron agresiones directas, entre quienes se encuentran la máxima autoridad administrativa, profesores y estudiantes golpeados, vejados y robados por individuos, que amparados en una situación de protesta, procedieron, con premeditación y alevosía descarada, a consumar una más de las tantas agresiones de las cuales ha sido víctima el Alma Mater. En tal sentido debemos señalar:
  1. Que dicha acción comenzó en una operación de asalto a las instalaciones del comedor universitario, en franco detrimento de la población estudiantil, que tiene varios días sin el servicio debido a las severas restricciones presupuestarias impuestas desde el gobierno nacional para doblegar el espíritu combativo de la ULA.
  2. Que la acción degenerada de asalto al comedor del NURR al ser enfrentada de manera directa (por el propio vicerrector, profesores, vigilantes y estudiantes) produjo las agresiones físicas contra quienes intentaban detener el saqueo, teniendo como acto seguido el asalto a mano armada a compañeros estudiantes en las adyacencias de la entrada principal y la quema de dos vehículos en el estacionamiento de APULA.
  3. Que en dicha acción participaron individuos que se transportaban en motocicletas, encapuchados y en dos camionetas que pasaron de entrada y de salida por los “retenes” policiales y militares (GNB) que constantemente  amedrentan  al estudiantado. Estos vehículos y sus ocupantes no fueron detenidos, ni requisados por dichos funcionarios lo que demuestra al menos colaboración con el ataque.
  4. Que dichos hechos guardan similitud con recientes agresiones a estudiantes y autoridades de la ULA-NURR: asaltos a mano armada en aulas de clase, robo de las instalaciones y laboratorios, amedrentamiento a los universitarios, represión el día 07 de junio por parte de civiles armados, ladrones y sicarios con colaboración expresa de militares y policías, el asalto al acto aniversario de NURR en el Concejo Municipal de la Alcaldía de San Rafael de Carvajal y el más reciente asalto a la Casa del Educador, donde se sometió al asedio y agresiones a educadores estadales en medio de una asamblea donde reclamaban justos derechos laborales. Estos hechos tan parecidos permiten inferir que son parte de una política de estado respaldada desde el propio gobierno regional y nacional a fin de criminalizar la disidencia y la protesta legitima.

En tal sentido, desde la alianza de organizaciones estudiantiles que suscriben este documento exigimos:
  • Cese la agresión permanente contra la Universidad de Los Andes, en particular contra el Núcleo Universitario Rafael Rangel, sus estudiantes, sus empleados, sus obreros y sus autoridades por parte del gobierno nacional y regional, agresiones que no son solo efectuadas desde la violencia directa sino bajo un esquema de cerco presupuestario, incentivo de deserción y amedrentamiento que hacen cada día más difícil el accionar educativo, investigativo y de vinculación popular.
  • Exigimos se abra una investigación formal de las circunstancias y las acciones que vienen ejecutando ciertos “colectivos” de clara vinculación gubernamental, que actúan como paramilitares (cual cobardes) con la protección y amparo de la Policía del Estado y la Guardia Nacional Bolivariana, situación admitida y refrendada desde las propias declaraciones del Gral. Randall Rivas, jefe del ZODI-Trujillo,  quien a toda voz declaró el 09 de Junio del presente año en diarios locales, felicitando a los “colectivos” por ayudar al restablecimiento del orden público y de colaboración con las fuerzas represivas del estado en materia policial. Esos mismos “colectivos” días después al 07 de junio, atacaron actos del gobierno municipal de Carvajal, el Colegio de Licenciados, y para colmo, son los apoderados de las “colas” que hace el pueblo para adquirir comestibles en supermercados.
  • Exigimos al ministerio público que se investigue por noticia criminis la vinculación de estos “colectivos” armados con directores de instituciones del gobierno regional, ampliamente señalados en medios de comunicación y que actúan como informantes pagados por el gobierno o como voluntarios ejecutores de una política sistemática y de largo alcance represivo nunca antes vista en este suelo de luchadores y mártires.
Por lo antes expresado reafirmamos nuestra disposición a la lucha por los intereses de la comunidad universitaria, por la defensa de nuestros derechos, advirtiendo a quienes intentan detener nuestro avance a la construcción de una sociedad diferente a esta farsa militarista y mafiosa que nos han querido vender como socialismo, que no podrán, que allí estaremos, que más allá del lápiz y del libro hay guáramo para defender la Universidad, que no es más que defender al pueblo y su educación!!



UNIDAD 48
MOVIMIENTO 13
DCU ULA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.