lunes, 10 de marzo de 2014

Manifiesto Estudiantil de Lara


Junta Patriótica Estudiantil y Popular

Tras 34 días de conflicto, ha habido 1476 detenidos, 375 heridos, 33 torturados y 22 venezolanos muertos. Esto es producto de la agresión y el ataque de los colectivos paramilitares frente a la mirada cómplice de la Guardia Nacional.

No es que nos van a matar, nos están matando. No es que nos van a empobrecer, ya nos han empobrecido. No es que nos quieren esclavizar, es que ya están haciéndonos esclavos de este sistema político. El pueblo unido perdió el miedo.

Tenemos la obligación moral de defender nuestra dignidad, y por eso es legítima nuestra presencia en la calle. No hay duda de que los violentos están en el poder. En este sentido, ratificamos la protección ciudadana mediante las Trincheras de la Libertad en nuestros pueblos y ciudades, es necesario fortalecerlas y organizarlas. Mientras más vehemente es la represión, más nos dan la razón. Si el régimen no pide permiso para agredir a nuestras familias ni para asesinar a nuestros compañeros, nosotros no pediremos permiso para evitar la destrucción del país.

Los jóvenes definieron el destino de la República hace 200 años. En aquella época, Boves y sus hordas violaban y asesinaban al pueblo; Ribas y los jóvenes que vencieron en La Victoria inspiran nuestro más sincero amor por Venezuela. Hoy, con nuestra histórica exigencia, justa y patriótica, estamos definiendo nuevamente el destino de nuestro país. El régimen desconoce la dignidad del pueblo venezolano, por eso es nuestro legítimo derecho seguir en la lucha.

Estamos sacrificando nuestro presente, porque queremos un futuro libre para nuestro pueblo. Por eso, esta protesta representa la reserva moral de la Nación. Le han arrebatado la vida a algunos compañeros luchando por la Libertad y la Soberanía de Venezuela.

La resistencia ha obtenido victorias. Hemos logrado acabar con la polarización de la sociedad: nos hemos colocado todos juntos del lado correcto de la historia, pues estamos luchando por lo que es justo para todos. Hemos quitado el velo democrático a la dictadura, demostrando al mundo que no existe un Estado de Derecho.

Somos más fuertes que el régimen: nuestras ideas son a prueba de balas.

Seguimos exigiendo la Libertad de nuestros detenidos, la Libertad plena de los que tienen régimen de presentación, el regreso de los exiliados y justicia para los caídos. Mantenemos nuestra postura: No hay condiciones para el diálogo. El pueblo venezolano sabe que para solucionar los problemas del país, es necesario cambiar de raíz este sistema político.

Insistimos en el cambio inminente y necesario del sistema político, pues ha confiscado la Libertad y la Justicia. En la Constitución están establecidos los mecanismos para restituir el hilo constitucional, no estamos exigiendo nada desconocido. El régimen no quiere desmontar a sus grupos armados (paramilitares), no respeta los Derechos Humanos del pueblo, no quiere respetar la Libertad de expresión, no quiere hacer avanzar al país, desmejora las condiciones laborales de los trabajadores y no quiere, en definitiva, que seamos libres.

Convocamos a todos los sectores de la sociedad a marchar con nosotros en esta lucha, para devolverle la Libertad y la Soberanía a Venezuela. Convocamos a organizar la Junta Patriótica Estudiantil y Popular en todos los pueblos de Venezuela, a través de la conformación de asambleas populares como parte de la construcción de una nueva fuerza social. Para alcanzar los objetivos se requiere del esfuerzo y la integración en acción y compromiso de todos los ciudadanos. La calle no la vamos a dejar: no le obedecemos a quienes quieren colaborar con el régimen.

Le decimos a la Fuerza Armada: nosotros somos el pueblo, ustedes tienen el deber de defendernos. En Venezuela hay militares detenidos en los calabozos de los cuarteles por negarse a cumplir una orden que condiciona su ética a la Dictadura, se han negado a reprimir al pueblo en su justa protesta. Esto es muestra de que en los cuarteles hay militares institucionalistas. Asimismo, rechazamos cualquier injerencia extranjera dentro de nuestras instituciones y, especialmente, en la solución a este conflicto.

Venezolanos,

Estamos haciendo lo que nos dictan nuestros principios y valores. Este régimen tiene que salir del poder y no vamos a renunciar en nombre de nuestros caídos. La Patria nos parió para defenderla, y los héroes de esta época no la vamos a defraudar. El pueblo está cansado de los políticos que han traficado con su esperanza, y nosotros hacemos justicia con nuestra protesta: la Libertad ha purificado a nuestra sociedad desnudando a los decadentes, colocándolos al descubierto. Aquí sabemos quiénes son los que están con el pueblo y quiénes no. Los problemas no tienen color político, hay que seguir en la calle, pues necesario es vencer.

Agenda Nacional de lucha:

Apoyar la lucha del día del médico, el 10 de marzo, haciéndonos eco de sus reivindicaciones por la crisis de la salud venezolana, en todo el país.
El día de la bandera, el 12 de marzo, frente a la bandera de la impunidad icemos la bandera de la Justicia: la de Venezuela. MARCHAMOS TODOS A LA FISCALÍA

Libertad o nada.

Barquisimeto, 09 de Marzo de 2014


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.