viernes, 21 de marzo de 2014

El Reflejo de una Dictadura/Actualizado #20M

Solo en 09 días las cifras han variado considerablemente.


Les recordamos nuestro escrito del 12 de marzo: 

"Hace un mes inició la demostración pública del cansancio y gran descontento que tienen los venezolanos que creen en una Venezuela distinta y que decidieron luchar hasta conquistarla. Lo que comenzó como una marcha estudiantil por el día de la juventud el 12 de febrero de 2014, en la que se exigía la libertad de estudiantes detenidos por manifestar en el interior del país, así como la garantía del Gobierno de mayor seguridad ciudadana, se convirtió en el preludio de una cruel y sangrienta represión de un régimen que, definitivamente, este Febrero Heroico se le cayó la careta de democrático o revolucionario, para mostrarse tal cual es, un régimen dictatorial, y no sólo nos mostró eso, además, nos dejó claro el miedo que tienen de perder el poder y de que el pueblo venezolano tome las riendas para un verdadero cambio político revolucionario. 
La lucha que se daba en la calle este febrero no buscaba "realmente" la salida inmediata del gobierno, pero si buscaba que el pueblo comenzara a organizarse para buscar una salida constitucional al desastre que estos 15 años de falsa revolución ha dejado en Venezuela. Nicolás Maduro no lo pensó bien y cual dictador ordenó la represión, no solo a los cuerpos de seguridad del Estado, sino también a los Colectivos del Terror que tanto dinero le ha costado a este gobierno, organizarlos y armarlos. Desde entonces las razones para la protesta han ido creciendo, los detenidos, maltratados y torturados, los procedimientos judiciales infundados, las medidas cautelares inconstitucionales, asesinados, heridos, asfixiados, la violación de derechos humanos, la  criminalización de la protesta y más presos políticos, son razones contudentes que se unen a la escasez, inseguridad, pobreza, la situación de las universidades, de la educación, de la salud, devaluación, destrucción de aparato productivo, entrega de la soberanía nacional a otros países (imperialistas) para hacer más enérgica e inagotable la rebelión popular. La protesta era y es justa, ante ello, el gobierno se tapa los oídos, no escucha al pueblo y de la manera más despiada lo manda a matar. Aquí les mostramos la imagen de lo que hoy es Venezuela y de las razones por las que la protesta sigue incólume e indetenible, con mayor ahínco que al principio y con un objetivo claro. Esto continua, ahora si queremos que se vayan todos!"
 
Datos Actualizados
 
 
 
 
 
 
 

1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.