lunes, 22 de octubre de 2012

Un pueblo que no calla está destinado a grandes victorias

En una etapa histórica donde votar se ha convertido en la principal lucha mas no en la fundamental, vemos un espacio de temores y confusiones que deben ser atacados con la madurez que representa la disposición de cambios populares. Hablando sobre las  elecciones a gobernadores y alcaldes considero que votar inclinaría balanza y derrotar la famosa dedocracia nos dará una ventaja en las regiones. Hoy  lo subersivo es votar.

Algunos afirman:

Mi voto no cambia nada…”

Pues tu voto apoya, pero tu participación es la que decide, y de ella depende el valor que tenga. Puedes multiplicarlo si lo ejerces colectivamente. Cada voto cuenta y tú sumas no solo un punto si no una visión distinta de país que debe ser respetada.

“No creo en los políticos…”

No te culpo, el problema está en quienes son hoy día políticos. Hemos dejado que empresarios, mafiosos, y energúmenos se hagan con los puestos de poder, que se conviertan en políticos profesionales, encargados de administrar y decidir sin nosotros.

Limitarse a “creer” es encerrarse en la pasividad cuando lo necesario es presionar y exigir construyendo la política nosotros, siendo políticos nosotros. Un pueblo crítico es valiente, un pueblo que no calla ésta destinado a grandes victorias.

“No me interesa la política…”

El peor castigo para los que no les gusta la política es que siempre van a ser gobernados por aquellos a los que si les gusta. Todo lo que involucra grupos humanos y espacios de poder es política, la apatía y la abstención son posiciones políticas. Negarse a involucrarse es tapar el sol con un dedo, y aun peor, darle un cheque en blanco a los que si participan de ella.

Votar en las municipales y regionales no va a cambiar nada…

Pues sí cambia, las correlaciones de fuerza, cambian los contenidos de la política, cambia las condiciones de incidencia de los movimientos sociales.

Derrotar a la derecha Chavista reduce la hegemonía de su discurso, aísla las posiciones reaccionarias, favorece la politización y la toma de conciencia.

Desde la municipalidad y la región, defender los intereses de los pobres y el progreso.

“No votar es una forma de protesta…”

Quizás en otros contextos pero no en la Venezuela neoliberal, donde ya la institucionalidad esta suficientemente desprestigiada. Lo votos nulos, blancos o las abstenciones se suman en la practica al ganador. La abstención es una protesta que no instala contenidos, no aglutina sino que divide a los sectores populares, no posee programa ni estrategia y solo favorece a mantener la hegemonía de los poderes.

Votar hoy es luchar y cambiar nuestro país. Gano Chavez y perdió Venezuela. No permitamos que nuestra región sea un bastión de la hegemonía militar y despótica de este gobierno que tan descaradamente le ha dado  la espalda a los jóvenes.

Votar hoy es lo subversivo. Votar hoy es el camino!!!

Fabricio Briceño

Sec General Adj. Nacional Juventud Bandera Roja


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.