jueves, 14 de junio de 2012

"Che": Ejemplo vivo

 14 de Junio, conmemoramos el natalicio de nuestro Guerrillero Heroico, ejemplo vivo de la juventud y de los pueblos del mundo entero. Hermano, camarada y compañero que hizo de su ejemplo la mejor de las predicas. Por su ética revolucionaria intachable, por ser capaz de temblar de indignación ante cualquier injusticia cometida en el mundo, por alcanzar el escalón más alto de la especie humana, como lo es el ser revolucionario... Por esto y mucho más, Ernesto Guevara hoy más que nunca (en tiempos de grandes farsas y deserciones) es un imprescindible. La juventud revolucionaria debe reivindicar la obra del Che, ser como el Che, hombres y mujeres comprometidos con la transformación revolucionaria de la sociedad, militantes de un mundo nuevo y más justo.



El Nacedor, por Eduardo Galeano

¿Por qué será que el Che
tiene esta peligrosa
costumbre de seguir naciendo?
Cuánto más lo insultan, lo manipulan,
lo traicionan, más nace.
El es el más nacedor de todos.
¿No será porque el Che decía lo que
pensaba y hacía lo que decía?
¿No será que por eso sigue siendo tan
extraordinario, en un mundo donde
las palabras y los hechos muy rara vez se encuentran,
y cuando se encuentran no se saludan,
porque no se reconocen?

 


Yo tuve un hermano, por Julio Cortazar

 Yo tuve un hermano.

No nos vimos nunca
pero no importaba.

Yo tuve un hermano
que iba por los montes
mientras yo dormia.
Lo quise a mi modo, 
le tomé su voz
libre como el agua,
caminé de a ratos
cerca de su sombra.

No nos vimos nunca
pero no importaba,
mi hermano despierto
mientras yo dormía,
mi hermano mostrándome
detrás de la noche
su estrella elegida.


Tonada del albedrío, por Silvio Rodríguez

Dijo Guevara el hermoso,
viendo al África llorar:
en el imperio mañoso
nunca se debe confiar
nunca se debe confiar.

Y dijo el Che legendario,
como sembrando una flor:
al buen revolucionario
sólo lo mueve el amor
sólo lo mueve el amor.

Dijo Guevara el humano
que ningún intelectual
debe ser asalariado
del pensamiento oficial
del pensamiento oficial.

Debe dar tristeza y frío
ser un hombre artificial,
cabeza sin albedrío,
corazón condicional.

Mínimamente soy mío,
ay, pedacito mortal...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.